El “caracol metálico” le ofrece una experiencia al volante única. No hay nada parecido y una vez entendido el singular cambio de marchas, el trote del coche, y el sonido del motor le llevarán a la playa riendo.
[…]